Aumentan los delitos informaticos

Hacking, calumnias e injurias, suplantación de identidad, amenazas, fraude, cracking, phishing, violación de datos personales, grooming, malware, denegación de servicio y pornografía infantil son los incidentes más denunciados a nivel regional, según el informe del Observatorio de Delitos Informáticos de Latinoamérica (Odila). Si bien la lista no es exhaustiva, está elaborada en base a 1.290 denuncias realizadas durante 2015 desde 18 países, pretende brindar una herramienta a la sociedad y fomentar la realización de denuncias formales ante los organismos competentes.

Se trata de «reportes que realizan las personas en forma anónima» y es por lo tanto «un porcentaje muy bajo de lo que realmente sucede. Ante estas situaciones el ciudadano manifiesta una clara situación de perdida y falta de ayuda para poder afrontar la situación. Para ello se necesita que firmas especializadas en el sector, como la nuestra, puedan poner en manos del ciudadano toda la información necesaria para poder afrontar este tipo de delitos cada vez más habituales en nuestra sociedad.

Según el informe, más del 70% de los denunciantes son personas físicas. Sin embargo, en más del 68% de los casos estas denuncias no fueron realizadas de manera formal, lo que aumenta la llamada “cifra negra”, tanto por la “falta de confianza en que las investigaciones tengan éxito” así como por la elección de “priorizar la confidencialidad del incidente sufrido”.

Esta última razón se pone aún más de manifiesto en las escasas denuncias realizadas por empresas, sobre todo si se tiene en cuenta que durante 2015 los incidentes de seguridad entre las compañías aumentaron un 109% y las pérdidas financieras vinculadas lo hicieron en un 58%, según la Encuesta Global de Seguridad de la Información 2016 publicada por la consultora PWC.

A nivel general, el delito más denunciado es la amenaza u hostigamiento virtual. Con la masificación de las redes se hace mucho más simple y más anónimo este tipo de amenazas, después está lo vinculado a la pornografía infantil. En general la problemática es la misma en todos lados: se necesitan herramientas para el trabajo: información, capacitación, profesionalidad, etc.

Desde las autoridades, por normal general, más allá de cada caso, se pone de manifiesto la idea y la situación que “no están preparadas” para hacer frente a los delitos informáticos, están despertando, empezando a entender el problema. Es una situación que requiere mucho esfuerzo y trabajo adecuado. La situación más denunciada por parte de la administración es no tener las herramientas legales a la altura de los nuevos delitos y los nuevos paradigmas de investigación, donde se están investigando delitos 3.0 con herramientas 1.0.

Por todo ello cada vez más los peritos informáticos adquieren un mayor grado de importancia y compromiso en su trabajo con la administración, auxiliando desde el punto de vista técnico a la justicia y ayudando a esclarecer los nuevos delitos de nuestra era.

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios. Puedes ver las preferencias de privacidad en este enlace.