estafa-nigeriana-tecnoperitaciones-1110x550

Cartas Nigerianas Perito Informático

Cartas Nigerianas Perito Informático

En esta ocasión y aprovechando la época del año en la que estamos, Navidad, vamos a comentar uno de los timos mas famosos en la red sobre suplantación de identidad dentro de la red, donde muchas de las veces los peritos informáticos se encuentran las evidencias mas inverosímiles. A quien no le llama la atención importantes premios de lotería sin ni siquiera haber comprado un décimo o herencias millonarias de origen desconocido son algunos de los ganchos del timo de las “cartas nigerianas”, se trata de una gran estafa de carácter internacional que en España suma casi 20.000 denuncias desde el año 2003.

Internamente hemos revisado casos sobre este tipo de delitos informáticos, así como consultado datos que aportan las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, teniendo que en los últimos siete años se ha detenido a más de 600 personas por estos timos, se han solucionado más de 1.200 casos y se han recuperado más de 2,8 millones de euros estafados a ciudadanos de los cinco continentes.

La forma de operar o modus operandi de estos ciberdelincuentes, que ya desde los años 80 se tienen registros de actividad, es muy fácil y a coste cero, debido a que tan solo se necesita un ordenador, impresora, sellos de correos y poner creatividad e imaginación.

Los ciberdelincuentes envían cada día miles de cartas y correos electrónicos a posibles víctimas de países de toda la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Australia u Oriente Medio. No obstante, los mensajes sigue siendo atractivos: “Ha resultado agraciado con un premio de la lotería española de XX millones de euros” o “Antes de su muerte mi cliente depositó 20 millones de dólares que legalmente le pertenecen”.

Tal y como nuestros peritos informáticos comprueban en la mayoría de los casos las direcciones, nombres o correos electrónicos de las victimas son obtenidos de listados de empresas que se dedican al marketing y la publicidad que tienen como fuente de ingresos la venta de esos datos.

Según palabras de Ruben Maldonado, socio director de TecnoPeritaciones y Perito Judicial Informático: “la inmensa mayoría de las personas que reciben los correos electrónicos no pican el anzuelo y hacen caso omiso de las promesas, pero el negocio de los ciberdelincuentes es rentable con que apenas unos pocos incautos respondan a las misivas”

El ‘modus operandi’

Pero realmente, ¿Cómo es el modus operandi del ciberdelincuente en este tipo de delito informático? .El ciberdelincuente se presenta ante la victima como el representante, abogado, familiar o médico de un millonario enfermo de un país africano, o de un político o alto cargo fallecido en un accidente y que, de forma sorprendente, ha dejado en herencia una importante suma de dinero.

Tras varios correos electrónicos, los ciberdelincuentes se van ganando la confianza de la víctima, que envía confiado sus datos personales y su número de cuenta para poder recibir el dinero de la herencia que, en teoría, compartirá con el timador. La victima recibe incluso documentos via correo electrónico, siempre falsos, emitidos supuestamente por la entidad depositaria de la herencia millonaria en los que se acredita haber recibido la orden de transferencia a favor de la víctima.

Sin embargo, antes de materializarse ese ingreso, que nunca llegará a producirse, comienzan los problemas y es necesario que el estafado adelante una cierta cantidad de dinero para diversos gastos de gestión, impuestos o sobornos a terceras personas. Una vez que se producen los primeros pagos, los ciberdelincuentes continúan solicitando más dinero hasta que la víctima se percata del engaño y los timadores desaparecen.

Según casos revisados por nuestros peritos informáticos, las cantidades estafadas pueden llegar a los 400.000 euros, todo depende de la habilidad de los ciberdelincuentes para estirar más y más la ingenuidad o depende la avaricia del ciberdelincuente.

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios. Puedes ver las preferencias de privacidad en este enlace.